miércoles, 1 de diciembre de 2010

¿Y ahora qué?

Hoy no digreso, hoy pregunto.

No es una novedad: los estados ya no tienen la libertad de hacer políticas económicas de izquierda. El mercado impera sobre lo dividido. La izquierda tal y como la conocemos no puede evitar ésta subasta a la baja de los derechos de los trabajadores y del estado del bienestar. No podemos evitar ésto: es un proceso histórico al igual que lo fue la Revolución Industrial. Necesitamos un nuevo marco, a mucha mayor escala, donde poder actuar políticamente. ¿Por dónde empezamos?

Seguiremos informando.