lunes, 22 de febrero de 2010

Los 21 días de oro de Pedro J.

En su nutrida trayectoria al frente de los más diversos periódicos capitalinos, Pedro J. Ramírez ha fijado en tres semanas el tiempo en el que la paranoia que haya adoptado como mascota puede ser titular de su periódico hasta perder definitivamente fuelle ante otras cosas, como la realidad.

A pesar de que en sus diatribas con tirantes el gran Ramírez se erija como baluarte del periodismo de verdad en un país de mariachis y paniaguados, a los que le pagan (es decir, Berlusconi y sus secuaces) les importa tres cominos que en The World se mienta o se insulte, siempre y cuándo venda periódicos. Y, aunque no lo reconozca en público así le maten, Pedro Jota asume esa tesis, más que nada porque los Land Rover beben zumo de dinosaurio como benditos y, una Pasarela Cibeles más, queda claro que Agatha, para la casa, no es que pueda poner mucho.

Así pues, el último lunes de febrero es, y será por mucho tiempo, el día en el que Pedro J. publica, una vez más, La Verdad Sobre El 11-M™. Como otros años, La Verdad Sobre El 11-M 2010 consiste en que en las bombas de los trenes había dinitrotolueno, por lo que, en consecuencia, las puso el PSOE - si no consigue verle coherencia a ésta argumentación, sepa que es usted un mariachi y un paniaguado de Rubalcaba.

Para ello, nuestro héroe cuenta con la inestimable colaboración de Casimiro (considero que, como lectores, se merecen mejores chistes) García-Abadillo y su Conjunto Tropical, perrunos ayudantes de Pedro J y eternamente agradecidos desde que les dejó salir en GAL: La Película, flim que aún he de ver para ver en qué encarnación de Ernst Stavro Blofeld convirtieron a Felipe González.

Ay, la prensa hispana de derechas. En fin.

Seguiremos informando.