miércoles, 23 de enero de 2008

Días de Cine: se parece a mi tío Oscar

Hoy el artículo va cinematográfico porque si no tendría que hablar del Congreso-mitin de víctimas del terrorismo, y como no quiero tirar el ordenador por la ventana (implicaría arrancar un ordenador que no es mío y romper una ventana que tampoco es mía) voy a pasar a temas más amenos.

Sí, amigos, han salido las candidaturas (que se dice asín, y no "nominaciones", furros) a los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Recordemos que desde hace unos años, todos los estrenos "oscarizables" salen como mucho dos o tres meses antes de la presentación de candidaturas, para evitar el síndrome de "Camino a (la) Perdición", que como fue la primera en salir al final nadie se acordaba de ella (o eso creen los muchachos de Joliwus, no se lo voy a discutir). Y como nuestras bienamadas distribuidoras cinematográficas siempre se toman un período de tres o cuatro meses para doblar las películas y desfigurar sus títulos hasta límites insospechados, al espectador hispano medio le quedan en media pocas semanas para ver las pinículas candidatas. Así que procederé a informarles de lo que pretendo ir al ver al bioscopio (me encanta el nombre holandés para el cine) para que se apunten a verlas conmigo. Y si no se apuntan, me iré yo sólo.

No country for old men. Hombre, faltaría más: ¿cómo me iba a privar yo de mis judíos favoritos de Minnesota? Y, sí, vale, que Bardem seguro que está enorme; pero es una peli de los Coen, por el amor de Dios, hay que vel·la. Y, por lo que he visto en el trailer, es una coenada de las de siempre: mucho tiro, mucha sangre, mucha gente mirando a paisajes sin fin y saliéndose con coñas siderales, mucho personaje delirante, en fin, que hay que.

Juno. La tapada de los Oscar: No sé ustedes, pero entre tanta bardenada yo no he oído casi nada de éste flim. Es una prueba de que me hago viejo: Ivan Reitman, el director fetiche de las incursiones de Chuache en la comedia (como diría Forges, "gensanta") y, en el lado positivo (quicir), de Los Cazafantasmas, tiene un hijo, Jason, que es director de cine. Y a pesar de que me saca cuatro años, al parecer el muchacho ha hecho un par de flims interesantes: Gracias por Fumar (que también tengo ganas de ver) y ésta, que va de una quinceañera (Ellen Page) que se queda embarazada. Y el tema, que daría para tantas torpezas, es al parecer tratado con humor friki-intelectual y queda algo bastante razonable. Y, oye, sale Allison Janney.

There will be blood. Tengo la obligación moral de ir a ver éste flim con mi amigo y fellow cinephile Jimmy, para intentar reconciliarme con Paul T. Anderson después de lo que me hizo pasar con Punch-Drunk Love (me pasé media hora de película gritando "¡pero haz algo!" luego me rendí y apagué la tele), donde al parecer Daniel Day Lewis está ciclópeo (¿hay alguna peli en la que Daniel Day-Lewis no esté ciclópeo? Me respondo a mí mismo: El Último Mohicano)

Por otra parte, no pienso ir a ver: Expiación (paso de inglesadas de varias horas), Sweeney Todd (Tim Burton haciendo la misma película por cuarta vez y esperando que nadie se de cuenta) y ninguna de las películas de habla no inglesa (una superproducción kazaja (sic) sobre Gengis Khan; Andrew Wajda con ciento ochenta años y aún haciendo propaganda; Nikita Mihailkov, otro queridito de la Academia por motivos inexplicables; otra (más) peli de judíos y el Holocausto; y otra peli de judíos, éstos de Israel: año flojo, año flojo.)

Pues ya saben: conforme vayan saliendo, ya saben dónde encontrarme.

Seguiremos informando.

3 comentarios:

Cuervo Blanco dijo...

Pues sí, pues sí. Discrepo en que este año las candidaturas estén flojas: por lo visto, la de los Cohen es magnífica, y Juno promete muchísimo (recuerda que nos pusieron el otro día el trailer, y tenía una pinta pero que muy buena). Compara estas dos con las de otros años (Titanic, Una mente maravillosa, Gladiator...) y me cuentas.

De todos modos, la noticia este año es que igual no hay ni gala de los Oscars, pues los guionistas siguen en pie de guerra, y parece que el resto de sus compañeros del medio están dispuestos a apoyarles. ¡¡Sorprendente. Un sindicato estadounidense coherente, sin amarillismos ni verticalidades!! ¡Vivir para ver!

En fin...

Pedro l. Corpa Hervás dijo...

oigan... es aquí para apuntarse al pase de la de los Coen? jejeje, avísen avisen, que tiene pinta maja. El año que viene, a ver si hacemos candidata al oscar a la de Mortadelo, que si Garci se llevo un oscar, no se porqué no podría ella...
Por cierto, siento hacer propaganda, pero el nuevo artículo de mi eclectico blog, tambien es de cine... Qué conexion oculta más maja, ¿no? Pásense si tienen un rato...

Mademoiselle Fifí dijo...

Yo del cine paso, que lo mismo va y me hace pensar. A mi lo que me interesa es verme la gala, los chistes malos, los vestidicos, las caras de los perdedores y el critiqueo in yeneral. Así que como no se celebre,montaré en cólera.
A lo mejor hago un petit esfuerzo y veo la de los Coen, para poder pasar por medio cultureta y porque son los únicos que le han sacado un registro interesante a Tom-asco-Hanks (vea Ladykillers).
¿Y qué pasa, Cardenal, con la de Sweedeney Todd? Me parece de fábula que no la quiera ver por ser de Tim Burton (que es un cansino en decadencia), porque -como yo- odie los bolsos de Pesadilla antes de Navidad, por ser un fucking musical, porque sale Elena Boham-Carter y su cara de mono titi, pero... ¡¡¡Es que sale ALAN RICKMAN!!!
Todo el que me aprecie y no quiera hacerme un feo social que jamás perdonaré, vendrá al estreno ¡Y en V.O.S, para oirle mascullar!
Ósculos afrancesados a todos.