lunes, 21 de abril de 2008

Parole Parole Parole

Zumba! Mariano Rajoy ha puesto pie en pared en un nuevo episodio de la guerra salvaje en el bigotismo. Después de que Espe prácticamente llamase rojo a Rajoy (lo que hace divertidos a los insultos dentro del PP son las sutilezas) Rajoy ha dicho que el que quiera irse del PP, ya sabe donde está la puerta.

Y una vez más: la puerta, en el PP, está para salir una vez te han dado la patada (y para volver a entrar, como prueba Alberto I el Redivivo). Por mucho que los orates pro-esperáncicos griten por acción inmediata, Espe no es tonta. Sabe que en el bigotismo muchos resienten su afán de protagonismo (en un partido donde al Líder no se le hace sombra) y su manifiesta ambición de poder.

Sabe que ahora no puede ganar el Congreso de Valencia. La Obediencia Atávica al Líder pesa muy fuerte, y las provincias están con Rajoy. Sin embargo, sabe que la próxima derrota del PP será el hachazo que la cabeza de Mariano necesita para caer.

De ahí que el objetivo declarado de la extrema extrema bigotista sea que Rajoy pierda las próximas elecciones. Losantos ya empezó en quinta, diciendo que se arrepiente de haber recomendado el voto a Mariano. Es ahí donde se centran las esperanzas de los esperáncicos.

Pero atención: todo ésto puede irse al traste por un pequeño detalle. El Boss, El Gran Líder, El Hombre en Persona, Bigotus Máximus, José María Aznar López, aun no ha señalado con su Dedo su favorito. Y aquí, amigos, puede residir el detalle.

Seguiremos informando.