viernes, 18 de abril de 2008

El diablo está en los detalles

Empeñada Génova en la batalla de "aquí quién es más de derechas", el timón del bigotismo ha sido tomado por gente sana y deportista: la gente de provincias.

Sí, amigos, la guerra del agua ya está aquí (otra vez) por el mentado trasvase (sí, señora, se llama trasvase) del Ebro a las cuencas de abastecimiento de Barcelona.

Por más que el flamante Ministerio de Todos Los Medios se empeñe una y otra vez en demostrar que lo que se va a hacer en Tarragona, por escala, por coste y por impacto ecológico, no tiene ni pizca de comparación con el Plan Hidrológico Nacional propuesto por el bigotismo, el Dúo Dinámico de Camps y Valcárcel, trepados en sus respectivas mayorías absolutas, sabe que el diablo está en los detalles y machaca una y otra vez un leit-motiv:

Para los catalanes hay agua del Ebro, para los valencianos y murcianos no.

Sumemos a lo obviamente falaz (en mi clase de Geografía del cole me enseñaron que el Ebro termina en Tarragona), la desproporción y la cantidad de tópicos anti-catalanes que se han vertido (y se verterán) y obtendrán la palabra mágica: demagogia.

Si usted creía que Camps iba a moderar al PP, señora. The same dogs with different leashes.

Seguiremos informando.

2 comentarios:

la reina del hielo dijo...

que el cambio climático llegue ya y se inunden Murcia y Valencia

Pedro l. Corpa Hervás dijo...

que se quejen a Dios o a su querido Papa -en calidad de intercesor, obviously- de haber nacido en una region de la que se surten por rios mini, que surten marinas d´or, y polaris "güóls" varios. Y será demagogia, pero a ver si sólo pueden ellos demagogizar lo divino y lo humano... No te jode...
Grande como siempre