jueves, 27 de noviembre de 2008

Como en los viejos tiempos

Allá durante los tiempos remotos, cuándo mi ordenador llevaba Windows y rebuscaba por las estanterías de los centros comerciales en busca de videojuegos interesantes y baratos, me agencié un juego que se llamaba Trópico. Al juego en sí le pesaba un motor gráfico horrendo (sacado del Railroad Tycoon II, de la misma casa) que lo hacía injugable, pero el argumento inicial era divertidísimo: eras el líder de una isla del Caribe, elegido por métodos democráticos (o no), y tu objetivo era gobernar justamente (o no), tratar bien (o mal) a tu población y luchar contra el peligroso y ateo comunismo internacional (o unirte a la lucha antiimperialista de los pueblos del Tercer Mundo)

Y no sé qué me lleva a la mente éste juego...ah, ya sé, quizás ésto:


Sí, amigos, Dmitri Anatolyevich Medvedev está en Caracas y se ha llevado a unos amiguitos con él: un cachito de la Flota del Norte, incluyendo el crucero de propulsión atómica Pedro el Grande (antes Yuri Andropov) y aquí el amigo de la foto, el destructor Almirante Chabanenko. Aunque el populismo del líder ruso es notable, dudo que el crucero caribeño sea un regalo para la flota porque en Murmansk en ésta época del año se pasa frío.

Más bien es que Rusia ha visto con notable agrado que Estados Unidos, a través de la pirotécnicamente pobre política latinoamericana del gobierno Bush, ha, por decirlo de alguna manera, perdido pie en América Latina. Y visto como China también ha entrado a saco en busca de algo que pescar, la nueva autocracia oligárquica rusa, animada tras la pequeña espléndida guerra con Georgia, ha decidido que es hora de recuperar las viejas tradiciones.

Y la puerta de entrada, como no, ha sido El Hugo, damnificado por la vieja ley de Venezuela ("El Petróleo te lo dio, el Petróleo te lo quitó, bendito sea el nombre del Petróleo") y con sus planes populistas a todo gas, provocando lo de siempre (tras once meses, la nueva moneda nacional "anti-inflación", el bolívar fuerte, se vende en el mercado negro a la mitad de su valor oficial) y ansioso por un amigo.

Ay, los viejos tiempos.

Seguiremos informando.

2 comentarios:

Pedro l. Corpa Hervás dijo...

Y de Repsol no va usted a decir nada? Que vienen los rusos, que vienen !!!!!!!

Aserraderos McNeil dijo...

Si Su Eminencia no dice nada de Repsol es porque está concentrado en cierto producto porcino que ya estamos olisqueando de lo cerca que está.
Pero ya estoy yo para atormentaros con mis ideas peregrinas al respecto de la entrada de una empresa p**vada (lo siento, no puedo poner que ESO es una empresa privada) rusa.
Empecemos analizando la compra de acciones de Repsol por parte de SACIR: pido 9000 millones para comprar acciones y pongo como garantía las propias acciones. ES una empresa sólida, no es previsisible que baje. Pues señores míos... ¡ES QUE NO SABEN QUE ESE TIPO DE OPERACIONES FUERON LAS QUE HICIERON QUE LA CRISIS DEL 29 FUERA TAN DURA! Las acciones caen y SACYR busca salvar su culo como es normal y encima salvar su culo es salvar a todos los bancos y cajas a los que embarcaron en ese crédito. En ese momento se descubre que los rusos vienen (primero la estatal Gasprom y luego la p**vada Lukoil)
Y a mi me da que se dan dos opciones posibles:

1º Zapatero sabe, porque conoce al presidente de SACIR y fue el que lo metio en tamaño berengenal (aunque no creo le le pusiera una pistola en el pecho) que los franceses de TOTAL están como locos por entrar pero no hay pasta. La entrada directa de los franceses hubiera supuesto un atentado contra la estructura energética del país (o así nos lo hubiera vendido la oposición), ergo, vamos a convertir a los gabachos en el mal menor dejando que se vea al oso ruso acechando entre los arbustos.Entre tanto nuestros vecinos del norte de los Pirineos ganan tiempo para encontrar esa financiacióny llegan en plan caballero blanco en brillante armadura y melena Vidal Sasoon. De esa manera se acallan las voces de los que se mesarían las barbas porque la entrada en TOTAL sería una muestra más de la buena salud de que goza la UE y gritar contra eso está feo.

2º Zapatero no sabe nada de TOTAL, o los franceses pasan de Repsol. En este caso va a dejar que sea la comisión para la defensa de la competencia y el ministerio de industria los que pongan palos en las ruedas a la operación de los rusos. Y si no lo consiguen pues los tendremos metidos hasta la cocina y habrá que lidiar con un pais que cuenta enttre sua armas más poderosas los silos de misiles y las llaves de paso del gas y el petróleo en Siberia.

Señores: ha llegado la hora de elegir entre suto o muete.

(madrecita que me quede como estoy)