viernes, 8 de agosto de 2008

La que se está liando

Mientras el mundo (bueno, yo no) ve la ceremonia de apertura de las Olimpiadas, montada por Zhang Yimou, el director de Hero (si no ven chinos flotando en tiempo bala, siéntanse estafados) las cosas pintan mal en el Cáucaso.

Intentemos comprender: Georgia es uno de los estados caucásicos que se independizaron tras la ruptura de la URSS. En una de éstas matrioshkas étnicas que la Unión Soviética tenía tanto placer en crear, la República Socialista Soviética de Georgia tenía dos pequeñas subdivisiones políticamente autónomas: la República Socialista Soviética Autónoma de Abjazia, y la Provincia Autónoma de Osetia del Sur.

Nada más conseguida la independencia, Georgia se lanzó a una política nacionalista y anti-rusa a espuertas, lo cuál obligaba a las pequeñas repúblicas a hacerse georgianas, aunque fuese a fostias. Naturalmente (estamos hablando de gente peluda y cabreada: Stalin era de origen osetio) hubo guerra. ¿Y a quién llamaron los muchachos de Abjasia y Osetia del Sur? Naturalmente, a mamá Rusia, que no tuvo ningún problema en obligar a Georgia a frenarse en sus entusiasmos. El presidente de Georgia fue subsiguientemente muerto a tiros (en un golpe de estado malo y violento) y el nuevo presidente era, por decirlo de una forma suave, pro-ruso; de hecho fue el último ministro de Exteriores de la URSS. Abjasia y Osetia del Sur no consiguieron la independencia (intolerable para Rusia con la guerra de Chechenia a todo vapor) pero se les permitió un grado de autonomía que se quedaba a un paso de la independencia.

El problema fue que el presidente pro-ruso, Edvard Chevernadze, se dio demasiadas alegrías con el fraude electoral y el saqueo del erario público, por lo que en 2003 se le echó a patadas en una revolución incruenta, sustituyéndolo por un presidente (lo han adivinado) nacionalista y furibundamente pro-occidental.

Para esa época ya estaba en Rusia a todo gas el régimen del ínclito Vladimir Vladimirovich, así que el gobierno georgiano se limitó a hacer más crudo su lenguaje, pero no mucho, no fueran a cabrear mucho al Kremlin, que es el que garantiza el abastecimiento de petróleo.

Pero el gobierno georgiano le estaba buscando las cosquillas al Kremlin, y las encontró por partida doble: primero, promocionó la construcción de un oleoducto que les permitía obtener petróleo sin depender de Rusia, y segundo, Georgia pidió entrar en la OTAN y, George W., en una de sus habituales meteduras de pata, les dijo entusiásticamente que sí. Ya dije entonces que era mala idea, porque era darle esperanzas de ayuda a una gente muerta de ganas de tocarle las narices a los rusos, cosa que nadie en su sano juicio quiere hacer. Pero oye, es George. Ya sabemos como va.

En definitiva, que el gobierno georgiano ha decidido empezar por Osetia del Sur, que no ha tardado en pedir ayuda a mamá Rusia. Queda ahora ver si el órdago georgiano (es decir, guerra abierta full time) es apoyado por alguien en Occidente. Mi previsión es: ¿están de coña, no?

Seguiremos informando.



1 comentario:

malvadoyrarito dijo...

llevo días siguiendo la noticia. Ya han muerto soldados rusos, ofensivas de tanques e incluso combates aereos, porque para que los rusos reconozcan que les han derribado cazas...

La duda es si van a defender solo a sus conciudadanos (recordemos que los osetios del sur pese a estar en georgia tienen ciudadanía rusa concedida por moscú), o de una vez por todas van a barrer georgia, que tienen ganas.

Por supuesto nadie va a apollar a los georgianos. Y por lo visto la fuerza militar de osetia del sur es bastante tocha, y fiel a los osetios no a los gerogianos. Y aparte todos los guerrilleros (voluntarios dicen) que están entrando desde osetia del norte.

Y luego que va a hacer rusia, dejarla como republica independiente o anexionársela? porque integrarse en rusia es lo que quieren los osetios. Y después de lo de kosovo, la comunidad internacional no puede decir nada.

Y ya sabéis, a mi si me dejan me voy de voluntario a osetia, que yo soy proruso.

Duda existencial, me parece que osetia pasó a integrarse en georgia con stalin, que antes no estaban juntos.