sábado, 9 de mayo de 2009

Día del Orgullo Soviet

Es 9 de mayo, el día en que el Bloque Oriental (a éstas alturas, Rusia y Bielorrusia) eligen para celebrar la victoria en la II Guerra Mundial. Sí, los alemanes se rindieron el 8 de mayo de 1945, pero como lo hicieron a las once de la noche (hora de Berlín), para la Rusia soviética eso significaba que se rindieron a la 1 de la mañana del 9 (hora de Moscú), así que para ellos eso es un día después. Y como tengo un fin de semana de lo más friki, pasemos ahora a una pieza de música pop soviética: les cito mi propio comentario, escrito en YouTube.
"Den Pobedy" (Día de la Victoria) fue compuesta en 1975 para un concurso que premiaría a la mejor canción que celebrase el 30º aniversario de la victoria en la II Guerra Mundial. Ésta canción no ganó; los jurados consideraron que era demasiado "occidentalizada" (glup) y "recomendaron expresivamente" que no fuese interpretada (re-glup). La canción estuvo prácticamente seis meses en un cajón hasta que aquí el amigo Lev Levchenko, que interpreta el tema en éste vídeo, se atrevió (literalmente) a interpretarla en público. Y ya que estábamos, a lo torero: en el Gran Salón del Kremlin (donde se celebraban los congresos del PCUS), durante la celebración del Día de las Milicias. A los censores por poco les da algo, pero Levchenko se salvó del gulag: el Gran Salón se vino abajo con los aplausos y peticiones de bis, y se convirtió en una de las canciones favoritas del mismísimo Brezhnev. El tema de la canción, combinando la melancolía de la vejez con la euforia de la victoria, amén del estilo rimbombante, tocó la fibra del pueblo ruso, y se toca en la Plaza Roja todos los 9 de mayo (Día de la Victoria) hasta hoy, normalmente entre fuegos artificiales.

Éste vídeo es de la televisión soviética y está fechado en 1976. Viéndolo, uno descubre qué le faltaba a "Noche de Fiesta": el Coro del Ejército Rojo (suponemos que el junior) y el Coro del Komsomol dan alegría a cualquier espectáculo. Espérense después del tema para el "bonus-track" del diploma para los compositores y el "aplauso soviético", porque el entusiasmo es anti-proletario.




Seguiremos informando.

2 comentarios:

javiheavyRIP dijo...

¡Muy bueno!
Estos pillan a los bujarras del violin y la pista de patinaje y les dan su merecido.

Saltamonterus dijo...

Los gulags desaparecieron en 1960, así que es imposible que hubiera podido ir de cabeza a uno a no ser que Leónidas Brezhnev dispusiera de una máquina del tiempo (Aunque bueno, siendo ruso quién sabe, quizá).

De todas formas, muy buena la canción.