martes, 9 de septiembre de 2008

No Kim, yes Party

El hecho de que el Querido Líder esté malo (gracias por el soplo, Rubiano) no ha sido impedimento para qué los norcoreanos hayan salido a los estadios de deporte de todo el país (es decir, al único que hay) para glorificar, sujetando pancartas de colores, al Querido Líder, al Gran y Eterno Líder Inmortal, a la Idea Juche, a la Revolución, al Caballo Alado Chollima (lo juro) y a todo lo que al Partido de los Trabajadores de Corea se le ocurra para hacer más entretenidos unos juegos atléticos que van siempre más o menos de lo mismo.

Los juegos siguen porque dejar de hacer una fiesta en homenaje al Querido Líder por el pequeño detalle de que el Querido Líder no esté es una putada para todos los que participan de la fiesta, máxime porque el participar en la fiesta hace que la ciudadanía se olvide de otras cosas (como el comer).

Pero la verdad detrás del Kinismo está en una de mis páginas web de humor favoritas, la página oficial de la Agencia de Noticias Norcoreana: dado que en Corea del Norte no hay internet (podría hacer que la gente viese lo que hay detrás del muro) está alojada en Japón.

Aparte del divertido absurdo tan común en los regímenes comunistas (como el anuncio de la publicación de la "Biografía Abreviada de Kim Jong-Il (Versión Extendida)" las noticias son particularmente preocupantes para los fans de nuestro tupé dictatorial favorito.

Para empezar, todas las notas de prensa que hablan de las cestas de fruta, flores y regalos ofrecidos por delegaciones de orígenes y nombres imposibles al Querido Líder son extrañamente breves; y, al mismo tiempo, aparecen en las notas de prensa los nombres de los hijos heredables de Kim.

El hijo mayor, Kim Jong-nam, era el favorito para ser el Pequeño Líder, pero una serie de meteduras de pata (entre las cuáles destaca el ser pillado con un pasaporte dominicano obviamente falso en el aeropuerto de Tokio al ir a visitar Disneylandia) le han hecho perder el favor del Querido Líder; ahora, por lo que se cuenta, vive en Macao de incógnito.

El favorito ahora es Kim Jong-chul, un tipo que ya es un alto cargo del Partido y fan acérrimo de Eric Clapton (se rumorea que es él el que ha invitado a Eric Clapton a actuar en Corea del Norte). Su problema: todavía no ha cumplido los 27 años, y huele a Baby Doc a leguas.

En fin, Corea del Norte. Todo diversión.

Seguiremos informando.