lunes, 25 de febrero de 2008

Días de Cine: Que sí, que vale

Ahora ha sido Bardem el que lo ha hecho todo solito. Él sólo se ha ido a Hollywood, ha dirigido, producido y escrito la película por la que se ha llevado el Oscar, y por supuesto ese corte de pelo se lo ha hecho voluntariamente.

El patrioterismo de la prensa escrita hispana va a llegar a niveles extremos durante los próximos días, y no va a ser precisamente bueno, porque No Country For Old Men, como ya dije antes, no es una película fácil de ver y de entender.

Yo, por mi parte, estoy encantado: fan de los Coen como soy (aunque confieso que me faltan unas cuántas piezas por ver, más notablemente Barton Fink y Sangre Fácil) no puedo sino aplaudir con las orejas ante el triunfo de mis judíos de Minnesota favoritos.

And now for something completely different: mañana no me pregunten acerca del debate, pues probablemente (a no ser que definitivamente no tenga sitio donde dormir) estaré participando en una iniciativa colectiva para que el grupo de réprobos con el que me junto se agencie un jamón del cuál no partiré (el único y reconocido fallo que tengo en mi casi completa españolización es que no me gusta el jamón serrano)

En todo caso, no creo que pase nada inesperado; Zapatero, definitivamente, no es Demóstenes, pero Rajoy tampoco es Filipo de Macedonia precisamente.

Seguiremos informando.

5 comentarios:

la reina del hielo dijo...

mejor, más jamón para todos los demás... a ver si os acompaño un día de estos.

Mademoiselle Fifí dijo...

He acertado todita la quiniela principal. Lo que quiere decir que no ha habido ninguna sorpresa.
Horrorizada estoy con el óscar a la ordinaria esa de Diablo Cody. Vaya mierda de guión para la película más sobrevalorada de la temporada.Va de una niña super maleducada e impertinente (se sienta en los sofás con las patas abiertas, como si fuera un bollera de las de tribu urbana)que se supone que es guay por tener actitud de niñata y que representa lo que a la guinista le hubiese gustado ser cuando tuvo 16 años. Habla como si fuese crítica musical de la Rolling Stone y lo único que tiene pinta de escuchar (como todas las de su edad y condición) es Blink 182, y no a los Stooges.
Ala, ya me he quedado a gusto.
Bueno, querido Cardenal. Que sepa vuestra excelencia que es posible que hoy nos veamos en el inglish-Trivial ese. Creo que tomaré el relevo de nuestro Príncipe de Beckelar.
Ósculos varios.

CardinalXiminez dijo...

Mi querida Mademoiselle:

Siento discordar de su por otra parte impecable criterio, pero por una vez que aparece una adolescente en una película de Hollywood que NO escucha a Blink 182, ya me tienen aplaudiendo con las orejas.

Y, sí, puede ser que la película desate lo que podría considerarse "chonismo intelectualoide". Pero por mi parte, alabado sea: quizás alguna pudiese fijarse en alguien como yo.

la reina del hielo dijo...

hablando de chonismo: se está preparando Juani Hollywood, yo no puedo con la vida

El "Gentleman" y su cuchillo jamonero dijo...

Se impone tu reeducación con electroshocks para que te guste el jamón. Por una parte por tu bien,queno sabes lo que te estás perdiendo, pero por otra para que puedas firmar el contrato de Rajoy...