miércoles, 16 de julio de 2008

Cascotes (IV)

¡Vacaciones blogueras! Estoy en estado pastoso: el calor y, sobre todo, la PlayStation 2 que me he agenciado (con el GTA San Andreas incluido) me han vuelto una criatura poco informada y poco escritora. Aunque me doy los justos y necesarios puñetazos en el pecho, ustedes (mis apreciados lectores) también tienen parte de culpa: escribo un par de artículos en mi opinión importantes (a saber, éste y éste) y nadie escribe ni un miserable comentario; y como saben, ustedes y su opinión son el verdadero motor de éste su blog.

Bueno, vamos con los cascotes:
  • Bélgica se rompe, e intentemos explicarlo sin volvernos locos: Bélgica, políticamente, está dividida en tres: Flandes al norte, donde se habla flamenco (holandés, pero con más pachorra), Valonia al sur, donde se habla francés, y Bruselas, que es oficialmente bilingüe, pero donde el 80% de la población habla francés. En consecuencia, desde los años 70 todos los partidos políticos están divididos en dos: socialistas flamencos y valones, cristianodemócratas flamencos y valones, verdes flamencos y valones, etc. La cuestión es que la circunscripción electoral de Bruselas incluye la ciudad de Bruselas y todos sus suburbios (la mayoría francófonos), que están en Flandes (y en consecuencia oficialmente neerlandófonos). Como la circunscripción incluye Bruselas, en las listas electorales aparecen partidos flamencos y valones. A los partidos flamencos les pone de los nervios que ciudadanos de Flandes (por muy francófonos que sean) puedan votar a partidos valones y exigen que la circunscripción sea dividida en dos: Bruselas capital, donde se podría seguir votando a partidos flamencos y valones, y Halle-Vilvoorde, donde sólo se podría votar a partidos flamencos. Los partidos valones, naturalmente, dicen que ni jartos de lambic. Y como no puede haber un gobierno sin el consenso de ambas regiones, pues, directamente, no hay gobierno. Y si han leído todo ésto hasta el final, es que me quieren mucho.
  • Como ya dije, Ibarretxe va a seguir basando su campaña electoral en la fórmula, de comprobado éxito, "Madrid nos ataca". Convirtiendo el asunto del referéndum en el único tema a debate en la campaña (como ya hizo en 2005) y buscando (y encontrando, naturalmente) un duelo Madrid-Vitoria, el lehendakari consigue su objetivo primario, que es que la prensa pase de Patxi López (que es su único rival con posibilidades, visto como el PP vasco ha entrado en proceso de implosión) como del fúmbo femenino. Queda al PSE intentar, desesperadamente ya, que se hable de otra cosa. Queda ver si la prensa le dejará.
  • El cine brasileño evoluciona con el país. Si algo me gustó de Ciudad de Dios, fue que por primera vez vi una película brasileña que dejaba la pugnetera afición al cine denuncia moralista y se atrevía a dejar al espectador considerar la moralidad de la violencia por su cuenta. El rizo siguiente es Tropa de Elite, que se estrena en nuestra capital el viernes: pasar de la violencia de los marginales a la violencia de los policías. Todo Brasil ha visto y opinado sobre Tropa de Elite (incluso mi abuelita, poco inclinada a las pelis de arción, la ha visto), falto yo. Vénganse a verla conmigo el sábado: para los poco culturetas, hay rifles de asalto, y para los muy culturetas, eh, fue Oso de Oro en la pasada Berlinale.
Seguiremos informando.

1 comentario:

Cuervo Blanco dijo...

¡Ay, egolatrilla, egolatrilla! En fin, como te debo un par de lamidas de culo públicas, vamos allá...

Si no te posteé nada en esos dos magníficos artículos que escribiste fue porque:

a) no tenía absolutamente nada que añadir ni en lo que disentir de lo que escribiste;

b) nos merecíamos tus magistrales y lucidísimos análisis políticos (los mejores que haya visto un servidor en el ciberespacio) tras unos cuantos artículos de temas más mundanos y sociatadas desbocadas;

c) ya te felicité en persona por ellos, así que veía innecesario repetirte lo mismo en internééééééérrrr....

Sin embargo, sé por experiencia propia que un bañito de ego viene bien de vez en cuando. Amigo, tus análisis y juicios, sobre todo en los artículos a que nos referimos (los dos últimos hasta el presente) desbordan madurez, lucidez y sabiduría, tres palabras demasiado grandes como para soltarlas a la ligera. Nada tenía que decir salvo darte las gracias por permitirme aprender tanto con tan pocas palabras. Por ello, y hablo en nombre de muchos de los posteadores habituales: gracias.

El plan del sábado es de los mejores que me han propuesto, así que cuenta conmigo para ver esa peli. Ya concretaremos el viernes lugar y hora...

Un saludo, con admiración, del Cuervo Blanco, maestro en crisis... snif, snif.