miércoles, 28 de mayo de 2008

Culturas ajenas

Hace ya unas semanas salieron en la prensa titulares hablando de como nuestra esforzada vicepresidenta primera del Gobierno se sentía "horrorizada" por haber posado en una foto con un polígamo y sus esposas, en la plantación de chufas que los de Don Simón tienen en Níger (si todavía creía que la horchata que se está usted bebiendo viene de l'horta valenciana, va usted dado, xiquet)

Muchos comentarios sobre el tema han venido de la obvia hipocresía: para éstos comentaristas, para la señora Fernández de la Vega el problema no es que haya polígamos, es salir en la foto con ellos.

Partamos de la base de que la poligamia no es mala per se. Las esposas de éste buen señor nigerino seguro que sufren más por ser mujeres, negras y de Níger que por ser la primera o la tercera esposa del magnate chufero nativo. Pero mi problema no es ese.

Ésta situación despierta una de los conflictos más candentes y habituales en la izquierda: ¿hasta qué punto debemos ser asertivos con la multiculturalidad? O como diría mi maestro Metalero de forma más gráfica y precisa: ¿hasta qué punto debemos respetar su cultura de mierda?

Yo soy una persona con más principios y escrúpulos de lo que cabría esperar en un principio, pero en éstas cosas soy bastante relativista. Salvo la mutilación (por lo que sí, por coherencia, rechazo ciertas formas de piercing y de cirugía plástica, tipo Duquesa de Alba) y la muerte, estoy dispuesto a tolerar la mayor parte de costumbres humanas.

Sé que no es una opinión compartida por todos, así que aprovechando que el Níger pasa por Niger y que últimamente tengo muchos lectores, ¿qué opinan ustedes?

Seguiremos informando.

7 comentarios:

la reina del hielo dijo...

a mí mientras la mujer pamién pueda tener varios maridos, me parece perfecto. El tema es que la poligamia se pensó más bien para épocas en las que había pocos hombres y las mujeres no se podían valer por sí mismas y había que cuidarlas y mantenerlas que ahora no debería ser así, pero lo es, siguen siendo meros objetos, creo que primero habría que acabar con eso.

Pedro l. Corpa Hervás dijo...

parfecta reflexión la de reina del hielo. Pero, lo que me parece peor de esa foto, es que parecemos nosotos los tercermundistas, cuando gstamos prensa, tiempo, palabras y dinero, sólo porque alguien vio que uno de ls que salian en tal ocual foto era polígamo... no me jodas. y qué tiene que hacer un ministro? saber todo de todo aquel que pueda salir con el en un foto, aunque salga atras y de espaldas? y si resulta que alguien delos que va a salir cumple una característica "inmoral" o simplemente incorrecta, lo que tenía que haber hecho es escupirle en su cara?
país de locos, joder. luego va el mundo y la cope y dicen que el gobierno usa la crisis del pp para atontar a la peña y que no piensen en lo que pasa... no me jodas.

grande, como acstumbra. por otra parte.

javiheavyRIP dijo...

Vaya usted a decirle al "magnate chufero" (magnifico señor bloguero) que vale, puede tener tantas esposas como pueda mantener, pero hagame el favor de no tratarlas como objetos. Por cierto, les recomiendo un chiste sobre el tema en el jueves, más concretamente la referencia a la poliandria. Y es que lo hombres somos así, y así va el mundo. Chicas, atracad los bancos de esperma y acabad con nosotros!!!!!

la reina del hielo dijo...

es a lo que quería llegar, que hay mucho que hacer para acabar con lo de que la mujer es un objeto, pero me da que ninguno de nosotros lo vamos a ver.

Sandwoman dijo...

Comparto lo de que la poligamia me parece bien, siempre que puedan tener las mujeres también varios maridos.
Pero en éste contexto, consiste en "puedes comprarte cuantas mujeres puedas mantener", y, evidentemente, en ese caso, no estoy de acuerdo con respetar sus costumbres, porque denigran.

Mademoiselle Fifí dijo...

¡Buah!¿Ya estamos?
O estamos a favor de la poligamia o no estamos.
Yo creo que el problema en todo esto está en el puñetero matrimonio, que es el principio de todos los males.
A mi me parece fantástico que este señor se case con 15. Y me parece fantástico que estas mujeres compartan marido, así les toca menos sufrirlo (y disfrutarlo, para que no se vuelvan ansiosas).
Dejaros de igualdades, que eso es una mediocridad. Gracias a las desigualdades nos podemos quejar, y eso sí que es uno de los grandes placeres de la vida, ¿verdad monsieur Gentleman?
Indignarse por posar en la foto con un polígamos y no hacerlo por posar junto a un cura, por ejemplo, me parece una incongruencia.
¡Viva la poligamia! ¡Viva la promiscuidad! ¡Viva las parejas a la antigua! ¡Viva la cirugía estética! ¡Vivan las técnicas invasivas!
Pero de ahí a que se case gente del mismo sexo, no señor. Por ahí no paso.
Ósculos afrancesados a todos mis queridos indiganados de profesión.

L. dijo...

Pues si que estoy de acuerdo con que la institucion del matrimonio es el principio de muchos de nuestros males. Por eso no creo que haya que estar ni a favor ni en contra ni de la poliandria (que la hay) ni de la poligamia, aunque es verdad que en los paises en los que esta ultima esta institucionalizada la que sale perdiendo es la mujer, o en este caso, las mujeres.

Estoy con Thiago en que siempre que se respeten unos principios minimos cada uno deberia tener derercho a hacer lo que le venga en gana. Cubrirse la cabeza no deberia molestarle a nadie, pero la ablacion no se negocia. Y si aprender castellano es obligatorio, me vais a perdonar, pero que lo aprendan todos, incluyendo los guiris de la costa del sol que meten a sus hijos en colegios alemanes o ingleses. Que esos, europeos o no, tambien son inmigrantes.

Por otra parte creo que no hay que perder la oportunidad de aprender de lo bueno que puedan traer los inmigrantes, sean de donde sean, y no cargarles a ellos con todos los problemas que tiene el pais. Tenemos cierta tendencia a ver la paja en el ojo ajeno.

Que serio me ha salido. POLIANDRIA YA!!! ;o)