miércoles, 12 de marzo de 2008

Por lo menos, buen humor

Mi tía Edneia vive en São Vicente, que es una ciudad que está en la playa. Era funcionaria de banca en São Paulo hasta que su jefe le cerró un cajón de archivador en la mano (fue un accidente), lo que le destrozó los nervios y la dejó de baja permanente.

Para no aburrirse, hizo un curso de radio, aprobó, y cuándo se mudó definitivamente a São Vicente con mi abuelita empezó a hacer sus pinitos en una televisión local. Hoy en día no sólo es una presentadora relativamente famosa a nivel local, sino que ha montado una empresa de marketing político con una amiga.

En São Vicente mi tía conoce a todo el mundo.

El ex-alcalde de São Vicente, Márcio França, era el alcalde más popular de Brasil. Las últimas municipales en las que se presentó, ganó con el 91% de los votos (nota bene: 225.000 votantes) Como no podía ser reelegido como alcalde, se presentó al Congreso Federal, donde hoy es líder del Partido Socialista Brasileño. Mi tía le conoce y dice que es un tipo de lo más majo.

Y después de ésto, voy a pedir a mi tía que le felicite de mi parte:


Traducción: "Gobierno de España: Ya que estáis deportando a tantos brasileños, por favor, ¿no podríais deportar a Robinho?"

Falaz, pero divertido.

Seguiremos informando.

2 comentarios:

Cuervo Blanco dijo...

"Todos somos iguales, con papeles o sin papeles. Y quien quiera comprobarlo, que vaya al baño sin papel..." (cantante de "Che sudaca")

En fin...

L. dijo...

Lo primero que he pensado es: "Y quien ha pagado la pancarta?" Mira que soy aguafiestas ...