martes, 10 de marzo de 2009

El Maradona de la tiranía

Bueno, háganse a la idea:

Un tipo que hunde a su país en la miseria más absoluta, provocando una hambruna generalizada, la peor inflación que ha visto la historia y, por si fuera poco, dejando propagarse una epidemia de cólera; naturalmente sin dejar en ningún momento de vivir a todo trapo y que le paguen a uno una suntuosa fiesta de cumpleaños.

Imaginémonos que, a pesar de ser sostenido por los gobiernos de Sudáfrica y de China, uno hace tanto el perro con su propia ciudadanía (mismamente amañar las elecciones de forma flagrante, y haciendo que matones de barrio den una paliza al líder de la oposición) que la presión de la comunidad internacional hace que, finalmente, uno tenga que nombrar a ese jefe de la oposición primer ministro y crear un gobierno de unidad nacional.

Y resulta que poco después de la toma de posesión el flamante primer ministro y su señora tienen un brutal accidente de tráfico; ella muere, él no, pero se hace mucha pupita.

Y puede ser que haya sido un accidente de tráfico de verdad, pero...¿por qué me resulta tan difícil creer a Robert Mugabe cuándo dice:
"El accidente fue por la mano de Dios"
Seguiremos informando.

1 comentario:

El "Gentleman", marvelófilo, dijo...

¿Dónde estará Pantera Negra?