domingo, 1 de marzo de 2009

Algo ha cambiado ya

En octubre de 2007 escribí en Casco Oscuro un artículo sobre la política vasca. Permítanme que les extraiga un fragmento:
Basta con que se suban todos al carro del debate de la autodeterminación para que desaparezca del debate político cómo están administrando el País Vasco el PNV y sus socios (...) Y, desaparecido ésto, envueltos todos en las banderas, zás, nuevas elecciones y nueva mayoría para el PNV.
Lo que haría realmente daño al PNV es efectivamente eso, que la gente dejase de debatir sobre qué es ser un vasco y sus consecuencias políticas.
En cierta medida, se ha hecho ya. Desde que tengo memoria, éstas elecciones han sido en las que menos presente ha estado la metafísica vasquista usual en el PNV. No es que el debate se haya elevado mucho: el PNV y el PP han ido a saco a por el voto del miedo, mientras que el PSE ha ido en la retórica "cambio por el cambio, de buen rollo" que tan tremendamente exitosa ha sido a lo largo de la historia de los partidos socialdemócratas. Pero, sobre todo, y muy a mi pesar, todos los candidatos sin excepción han hecho campañas muy personalistas.

Seguiremos informando.