lunes, 9 de marzo de 2009

Ay, gambitero

Tengo una buena excusa para no haber escrito éste fin de semana; la primera es una partida de La Llamada de Cthulhu de seis horas y media de duración (más lo que tardamos en hacer las fichas) y la segunda es que tanto antes como después de la partida he tenido diferentes actividades que me han mantenido lejos del teclado.

Y si solo estoy escribiendo ahora es porque los malvados onvres de Vicisitud y Sordidez han abierto las inscripciones para la II Liga Fantástica de Fórmula 1 y era obligatorio montar la escudería Spanish Inquisition antes que hacer cualquier otra cosa en la vida.

Pero bueno, es que ésta mañana hago el repaso en el kiosco y veo que Pedro J. vuelve arre que arre con su tema favorito, el 11-M (la crisis debe hacer mella en el hogar de los Ramírez y dudo que los vestidos de Agatha paguen las facturas), mientras hace eco de unas declaraciones del inefable Alfredo Prada diciendo que él nunca fue a una reunión en Chinchón cuya foto está aquí.

Mientras, en un argumento más para cambiar nuestra política de condecoraciones, hay peloteras varias entre toreros y demás caterva respecto a la concesión a Francisco Rivera Ordoñez (un señor que, al parecer, además de ser un fistro es un mal torero) de, atención, la Medalla de las Bellas Artes.

Seguiremos informando.